Los “superalimentos”, ¿verdad o mito?

Cada temporada del año viene cargada con nuevos superalimentos; ya los espero como la canción del verano o el anuncio de la loteria de navidad. Y digo los espero con resignación porque es una tendencia que lejos de desaparecer, va en aumento. Y con ellos la pegunta del millón, ¿mito o verdad?

Mito rotundo. La idea de los superalimentos no es más que una técnica de marketing, que se lleva haciendo desde hace décadas, para potenciar la venta de ciertos productos y/o reforzar los supuestos beneficios de determinadas dietas denominadas dietas milagro.

Son alimentos cuyas propiedades y beneficios nutricionales han sido exagerados con respecto a otros. Cada año se ponen de moda alimentos como el Kale que es la conocida col rizada o la chía es la salvia hispánica. Y esque se usan nombres exóticos y “con tirón” para potenciar esta estrategia de marketing.

Estos superalimentos tienen asociados poderes revitalizantes y curativos como por ejemplo la caída del pelo, la pérdida de peso y grasa, apetito sexual, etc..

Aquí te resumo las principales características para que puedas identificar un superalimento:

  1. El alimento sale en la tele, radio, prensa, redes sociales, y de repente tienes acceso fácil en el  supermercado o en la tienda de tu barrio incluso.
  2.  Son alimentos a los que se les ha distorsionado sus beneficios o atribuído propiedades curativas, por ejemplo, el mito mundialmente conocido de que el brócoli podría hacer que no desarrolles cáncer o incluso curarlo. (esto es totamente falso, de hecho ningun alimento o dieta cura el cáncer, solo la quimio y la radio, y un alimento por sí solo no nos va a salvar de esta enfermdad, es más complejo, depende de habitos saludables alimenticios, practica de deporte, que no fumes, bebas alchohol, otros contaminantes, facores genéticos, etc).
  3. Nombre exótico. Un nombre moderno, conciso, diferente, hace que el producto pueda venderse por sí solo. Por ejemplo; col Kale (pronunciado Keil en inglés), que es la col rizada de toda la vida; o la chía que es la salvia hispánica
  4. Precio elevado. Estos alimentos tienen un precio elevado, que se debe al trabajo de marketing y al refuerzo de la oferta y demanda, y esto hace que en ocasiones haya personas que no puedan comprar estos productos por su precio disparado. Por ejemplo la quinoa es originaria de Perú, y como ha sido uno de los últimos superalimentos en incorporarse, en su propio país de origen los consumidores no pueden incorporarla en su dieta como lo hacian anteriormente, con normalidad. Para que me entiendas, hemos internacionalizado un alimento barato propio de las clases obreras y campesinas de Perú, y ahora ellos no lo pueden consumir por el elevado precio.

Pero os sigo contando más. En esta película de los Superalimentos hay varios actores:

  • la industria alimentaria, y su codicia por vender, lanza alimentos (muchos de ellos ya se conocían) y promueve el consumo de estos a través de vender una propiedad mágica para aumentar dichas ventas.
  • los charlatanes sobre nutrición que no tienen formación ninguna o escasa, y/o no se reciclan y siguen promoviendo el consumo de superalimentos
  • vendedores de libros, métodos y productos para adelgazar, curar el cáncer etc;
  • y algunos medios de comunicación que sin previo filtro, que divulgan noticias y mensajes falsos y/o carentes de fundamento científico, en vez de pedir opinión a un Dietista Nutricionista.

Vamos a analizar algunos ejemplos de superalimentos.

Salvado de avena, puesto de moda por la Dieta Dukan (sí el famoso Dunkan, el cual fue expulsado del colegio de médicos de Francia por si no lo sabías). El salvado de avena NO  ayuda a perder peso e incluso puede ser contraproducente, ya que puede interferir negativamente en la función de algunos medicamentos para reducir el colesterol y los triglicéridos en sangre (estatinas), no obteniendo así los resultados esperados en los pacientes.

La miel es otro producto de moda, ya que se promociona como el sustituto del azúcar y los edulcorantes, pero resulta que la miel, al igual que el azúcar, aumenta los niveles de glucosa en sangre e influye negativamente en el metabolismo de la grasa corporal  en nuestro cuerpo. Por tanto la miel es un alimento rico en azucares libres y escaso aporte de vitaminas y minerales. A la miel se le ha asociado propiedades milagrosas o curativas, como mejorar la salud pulmonar y la inmunidad o  acción antioxidante, y lo siento mucho, pero es falso.

Semillas de lino y chía, son semillas y generalmente son más caros e igual de saludables que los frutos secos, las legumbres, la pasta integral o el arroz integral. Por ejemplo las semillas de chía son muy ricas en omegas 3, proteínas y fibra, pero deberíamos tomar cantidadesmuy elevadas de semillas de chía al día para obtener esos nutrientes que también los podemos obtener con el pescado azul o los frutos secos. No hay evidencia científica que respalde su uso en la enfermedad cardiovascular o para perder peso.

Si te gustan las semillas y quieres obtener igualmente esa fuente de proteínas, minerales, grasas saludables; puedes tomar semillas de calabaza, girasol, sésamo por ejemplo.

Quinoa, también conocida como la pseudosemilla o el pseudocereal. Es originaria de Perú, y presenta las características de las semillas y los cereales, es decir, nos aporta proteínas, minerales, carbohidratos, fibra y grasas saludables.
Por ejemplo la quinoa aporta más proteínas y grasas saludables que el arroz y el trigo, pero aporta menos carga de carbohidratos que estos dos cereales. Su puesta en escena se debe a que se ofrece como alternativa de fuente de hidratos de carbono sin gluten, pero la realidad es que aporta menos que otros cereales como el arroz o el trigo. Sin no quieres tomar quinoa, pùedes tomar
maíz, trigo o arroz.

Sal del Himalaya, de escamas, sal rosa…..todas estas sales no son nada de recomendables, y aunque se les asocia propiedades beneficiosas para la salud, todo es falso de hecho diría que incluso peligroso.  Estas sales con propiedades divinas y falsas hacen sentir al consumidor una falsa sensación de seguridad, ya que el consumidor usará mas cantidad de sal y  por tanto consumirá más cantidad de sodio. La sal que recomienda la OMS (Organización Mundial de la Salud) es la sal yodada, que por cierto es más barata.

Aceite de coco; quizás de los superalimentos más de moda recientemente gracias a muchos influencers de Instagram. La realidad es, que mejor consumir aceite de oliva virgen extra ya que es un aceite vegetal de mayor calidad,  y más sostenible. Tiene mayor calidad porque no todos los aceites vegetales son buenos ni tienen la misma calidad, entendiendo como calidad el aporte de ácidfos grasos saludables. El AOVE aporta más grasas saludables, monoinsaturadas fundamentalmente y poliinsaturadas, y menor aporte de grasas saturadas. Sin embargo el aceite de coco es todo lo contrario, nos aporta gran cantidad de grasas saturadas (90%) y menos cantidad de grasas saludables como mono y poliinsaturadas. ¿Y en qué nos perjudica? pues que esa composición de grasas favorece las patologías cardiovasculares, el sobrepeso y la obesidad, diabetes, algunos tipos de cáncer, etc. ¿Y por qué digo que es sotenible? Porque si el AOVE se produce en nuestra tierra, la contaminación será menor por evitar la importación del producto, además ayudamos al negocio local ¿no creéis?

Productos eco o bio. Estos productos han tenido un gran auge en los últimos años debido al ímpetu por llevar una dieta sana, pero resulta que el mensaje a tratar sería, como dice Julio Basulto, no comas mejor, deja de comer peor.

Y es que los productos bio/eco son más caros y desde el punto de vista nutricional son iguales que a su homónimo no bio/eco. Es decir la composición nutricional y las propiedades nutrititivasson las mismas en un producto bio/eco y no bio/eco.  La diferencia radica en que estos productos con mas respetuosos con el medio ambiente y cumplen con la normativa de agricultura ecológica, con pesticidas concretos.

Productos sin conservantes ni colorantes. La quimiofobia, en auge, nace como consecuencia de la fobia de sustancias químicas como conservadores y colorantes. Estas suntacias están controladas y son seguras y muchas veces son necesarias e inocuas para la conservación del alimento.

Batidos détox, batido de múltiples frutas, verduras y hortalizas, e Infusiones détox, que nos venden con la idea de desintoxicar nuestro cuerpo. ¿te suena verdad? ¡Pues toda una falacia! pues ya tenemos órganos encargados de limpiar o desintoxicar nuestro organismo como el hígado y los riñones y no es necesario gastarnos dinero en estos productos, ni libros de recetas de batidos détox, ya que existe el riego de ocasionar todo lo contrario y aumentar de peso y provocar déficit de nutrientes.

¿Conoces algun superalimento más? ¿quieres desmitificar alguno que consumas en tu día a día? Escríbenos, y si te ha gustado comparte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s